Los vecinos de Valdefierro volverán a reclamar el Buen Pastor para usos del distrito

Desde el Club se lucha para conseguir la utilización del Buen Pastor. Se considera que se podrían dar muchos usos pudiendo utilizar todas sus instalaciones deportivas. Pudiendo tener más campos públicos para que los niños y niñas jueguen al baloncesto o al futbol como actualmente lo hacen en el Potrero. Además creemos que varias instalaciones que se encuentran dentro del recinto podrían ser útiles para potenciar a los equipos de la cantera.

Creemos que poder tener más instalaciones públicas para que los padres puedan disfrutar con sus hijos realizando deporte es algo fantástico. Ya que el Potrero se queda pequeño para la gran cantidad de chavales que disfrutan de su uso. 

El Buen Pastor cuenta con muy buena infraestructura de gran tamaño que podría dar grandes servicios al barrio. Su uso vandálico está siendo usado en contra del barrio, ya que sus destrozos son gastos añadidos.

 

 

Los vecinos del barrio de Valdefierro continuarán con una de sus reivindicaciones históricas, dotar de usos educativos, sociales y vecinales al antiguo reformatorio del Buen Pastor, ubicado en el Alto Carabinas.

Las asociaciones vecinales de Valdefierro 'Las Estrellas' y 'Aldebarán', junto con otros colectivos como la parroquia del barrio, los clubes de fútbol y baloncesto, las asociaciones HIGEA y Campillo de Llerena y la Junta de Representantes de Mayores se unieron para pedir la revitalización del centro, que ha sido objeto de abandono y de numerosos actos vandálicos desde que en septiembre de 2006 los internos fueron trasladados al centro de Juslibol.

Los colectivos siempre han reivindicado que el edificio sea sede de una residencia de mayores y centro de día, y también solicitan habilitar un instituto, una guardería y espacios para las entidades sociales y vecinales del barrio, "dado que es un edificio muy grande y se puede constatar la necesidad de estos equipamientos", dice Eduardo Picazo, coordinador de las entidades vecinales.

Los vecinos volverán a poner encima de la mesa sus peticiones a la nueva consejera de Servicios Sociales, María Victoria Broto, en una reunión que mantendrá el próximo día 29, en la que se tratará de avanzar en algunos puntos como la cesión de espacios de la primera planta para asociaciones del barrio, que ya se habían tratado con el anterior consejero, Ricardo Oliván, pero que no se terminaron de ejecutar ya que "el consejero se negó a ultimar las promesas de cesión de espacios que se había decidido", apuntan desde estas entidades.

En la actualidad, una pequeña parte del edificio alberga una escuela taller de jardinería y reforestación que durante los próximos meses titulará a sus primeros alumnos, y que los vecinos esperan que tenga continuidad ya que con esta actividad "se contribuye al mantenimiento y la revitalización del espacio".